viernes, 24 de abril de 2015

Rollitos orientales de pollo con verdura

Ingredientes:
¼ de pechuga de pollo
1 zanahoria
1/8 de col(o si tenéis col china)
Medio puerro (de la parte más verde)
Salsa de soja
Jengibre en polvo
Especies asiáticas (opcional)
Pasta filo o Masa especial para rollitos (la podemos comprar en algunos supermercados  chinos o en Hipercor)

Picamos a cuchillo la pechuga de pollo y añadimos un chorrito de soja, las especies asiáticas y un poco de jengibre (cuidado con la cantidad de jengibre ya que si echamos mucho, el sabor puede predominar demasiado). Con las manos limpias mezclamos el pollo, dándole de vez en cuando algunos golpecitos contra el bol para que las fibras se abran y absorban todos los sabores. Cubrimos con papel film y dejamos macerar en la nevera unos 15 min. 
Mientras tanto cortamos muy fina la col, el puerro y la zanahoria que la cortaremos en forma de palitos muy finos. 
Pasados los 15 minutos de maceración sacamos la carne y la salteamos ligeramente (que la carne esté hecha pero pasada).Apartamos y cuando esté a temperatura ambiente la mezclamos con las verduras. Rectificamos de soja y especies si hiciera falta.
Cogemos una lámina para rollitos y con una cuchara colocamos un poco de relleno en el medio. Con los dedos húmedos pasamos los laterales del rollito para que se pegue mejor.  Doblamos primero los laterales y pegamos entre ellos; luego llevaremos el extremo más cercano a nosotros hasta que pase por encima de la parte con relleno; mojamos ligeramente  el lateral y pegamos. Quedaran de forma rectangular o cuadrada. Freímos en abundante aceite a fuego alto durante  medio minuto por cada lado(o hasta que estén dorados). Sacamos en un papel de cocina y listos para comer. Se pueden acompañar con soja o con salsa agridulce.  

Trucos:
Estos rollitos se pueden hacer también con carne picada, siguiendo los mismos pasos que en esta receta. Otra opción es hacerlos vegetales; en este caso aderezamos las verduras y rellenamos en crudo los rollitos.

También podemos hacer una tempura y rebozar nuestros rollitos antes de freírlos.